junta de andalucia
union europea
europa

Panadería Bollería Del Rosal aumenta un 20% su producción de roscos fritos

La empresa de Huércal de Almería incorpora nuevos equipos para atender la creciente demanda de sus productos y captar nuevos clientes

Panadería Bollería Del Rosal ha logrado posicionarse como una de las principales empresas almerienses de elaboración de pan. Además, la fama de uno de sus dulces típicos de Semana Santa, los roscos fritos, ha hecho que su demanda crezca durante todo el año. Para poder atenderla, ha adquirido nuevos equipos para automatizar parte de su elaboración. Así, ha aumentado un 20% su producción. Con ello, la empresa de panadería y pastelería ha creado tres nuevos empleos.

La inversión realizada asciende a 156.239 euros. La nueva Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA, organismo adscrito a la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, ha aprobado para este proyecto una ayuda de 53.121,26 euros.

Se trata de una subvención, cofinanciada con FEDER, enmarcada en el programa para el Desarrollo Industrial, la Mejora de la Competitividad, la Transformación Digital y la Creación de Empleo 2017-2020.

Con la realización de este proyecto, pretende mantener su posición de liderazgo en el mercado provincial gracias al incremento de 18.500
unidades/día en la línea de panadería y potenciar la línea de pastelería.
Además de por la innovación tecnológica, esta empresa de Huércal de Almería destaca porque ha sabido conjugar el sabor tradicional de sus productos con la incorporación de nuevas técnicas para atender a los clientes más exigentes.

Vende en establecimientos propios y a hostelería y supermercados

Por ello, cuenta con un amplia oferta de productos de panadería y pastelería. Se comercializan a través de sus tiendas propias y de los clientes de hostelería y supermercados. Gracias a este proyecto, puede atender a nuevos clientes como el Hospital Torrecárdenas, a quien han empezado a suministrar productos de panadería.

En concreto, la empresa ha adquirido dos hornos, un túnel de congelación y 300 bandejas para transporte interno.

En cuanto a los roscos fritos tradicionales de Semana Santa, para poder atender una demanda mayor y durante todo el año, necesitaba acondicionar un espacio específico para su fabricación. También incorporar un espolvoreador para dar azúcar al producto que sale de la freidora, mecanizando así esta parte de la elaboración.

idea digital