junta de andalucia
union europea
europa

La empresa de reparación naval Culmar incorpora maquinaria para izar carga en el interior de los buques

Incorpora dos carretones para desplazar los paneles de acero dentro de las naves cuando los arreglos son en espacios interiores

La empresa de reparación naval Culmar ha comprado dos carretones para el izado de carga. Cada vez tiene más demanda de reparaciones interiores de buques. Necesita trasportar los paneles de acero dentro de éstos. Con esta nueva maquinaria, de gran maniobrabilidad y capacidad, ahorra tiempo de instalación.

Para adquirir estos carretones, ha invertido 172.000 euros. La nueva Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA, organismo adscrito a la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, ha aprobado para este proyecto una ayuda de 51.600 euros.

Se trata de una subvención, cofinanciada con FEDER, enmarcada en el programa para el Desarrollo Industrial, la Mejora de la Competitividad, la Transformación Digital y la Creación de Empleo 2017-2020.

Culmar tiene sus instalaciones en el Polígono Industrial de Pelagatos de Chiclana de la Frontera. No obstante, dispone de recursos destinados de forma habitual en los astilleros de Cádiz, San Fernando, Puerto Real, y en la base naval de Rota, para atender los trabajos que allí se realizan

La empresa desarrolla mayoritariamente trabajos en acero, si bien cuenta también con recursos para realizar trabajos de mecánica y tubería. En sus instalaciones cuenta con maquinaria específica para el conformado de acero, entre ellas máquina de corte por plasma bajo agua, máquina de corte por agua con abrasivo, plegadora, fresadora, curvadora para tubos o cizalla, y dos puentes grúas de 10 y 15 toneladas.
También cuenta con un centenar de equipos de soldadura de distinta clase, vehículos específicos para manipulación y transporte de cargas tanto interno como externo, y equipos diversos de elevación y maniobra.
La compra de estos dos carretones responde a una demanda concreta. Se reciben encargos para reparar zonas del interior de un buque y resulta difícil desplazar grandes paneles de acero en espacios reducidos. Más aún en el corto plazo otorgado para la realización de los trabajos.

Ante esto, la empresa de reparación naval encargó dos carretones a medida, según diseño conceptual realizado por la propia empresa. Sus características son muy definidas en cuanto a maniobrabilidad y capacidad de transporte y elevación de la carga.

Diez veces más rápido y menos peligroso que mover la carga de forma manual

Según los cálculos realizados por Culmar, permiten trasladar los paneles a su posición final en una décima parte del tiempo que se emplearía sin ellos. Además, se reducen además los riesgos asociados al movimiento de la carga de forma manual. Asimismo, no se necesita montar elementos temporales que entorpezcan los propios trabajos de montaje, facilitando cumplir los plazos.

Los dos carretones a medida tienen cuatro ruedas direccionales para maniobrar por el interior de los buques. Su capacidad de carga es de 10 toneladas. Disponen de una tijera hidráulica para elevar la carga a una altura de 3 metros. Se desplazan mediante propulsión eléctrica con baterías que permitan la carga en funcionamiento para asegurar un trabajo ininterrumpido.

idea digital