junta de andalucia
union europea
europa

Condepols aumenta su producción de mallas agrícolas y comienza a fabricar sacas especiales

La empresa jiennense incorpora nuevos telares y una extrusora de hilo para autoabastecerse

La demanda de mallas agrícolas no para de crecer y la empresa jiennense Condepols no quiere quedarse atrás. Por eso, ha adquirido tres nuevos telares, con lo que ya cuenta con 48, y una nueva línea de extrusión para autoabastecerse completamente del hilo que necesitan sin tener que comprárselo a terceros. El proyecto incluye otros equipos para comenzar la producción de big bags especiales como sacas cebolleras y de leña.

Y es que, la línea de big bags supone actualmente el 50% de la facturación de la empresa. No obstante, la de mallas agrícolas representa el 40% y es la actividad con mayor crecimiento. El 10% restante lo representan las ventas de madera plástica o WPC.

Para este plan de expansión, la inversión total asciende a 806.900 euros. La Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA, organismo adscrito a la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, ha aprobado para el proyecto una ayuda de 260.066 euros. Esta subvención, cofinanciada con FEDER, se enmarca en el programa para el Desarrollo Industrial, la Mejora de la Competitividad, la Transformación Digital y la Creación de Empleo 2017-2020.

Condepols comenzó su actividad fabricando filtros o capachos para molturación de la aceituna, productos de cordelería naval y redes de pesca. Actualmente, sus tres líneas de negocio son las mallas agrícolas de hilo de polietileno, los contenedores flexibles o big-bags de polipropileno y la madera plástica o WPC (10%).

Exporta a más de 20 países

Desde sus instalaciones de 20.000 m2 en Alcalá la Real vende sus productos en más de 20 países.

Sus mallas agrícolas se venden a cooperativas y mayoristas de toda España, Marruecos, Chile y México. En el caso de las Big Bags, el 70% se destina al mercado nacional y el 30% se exporta a países europeos como Italia, Alemania, Francia y Portugal. Sus clientes son productores y mayoristas de frutas, cementeras, empresas de alimentación y químicas. En cuanto a la madera plástica, se distribuye a empresas de tarimas y parqués nacionales pero también de Canadá, Dubai, México, Marruecos, Colombia e Italia.

El crecimiento de Condepols en la línea de negocio basada en la malla agrícola comenzó hace un par de años con la compra de cuatro nuevos telares y la reconversión de otros tres usados para fabricar arpillería, pasando de 38 a 45. Ello permitió a la empresa aumentar su capacidad de producción para hacer frente a la creciente demanda. Pero también supuso un aumento proporcional en el consumo de hilo de monofilamento de polietileno de alta densidad. Las líneas de extrusión de la empresa sólo tenían capacidad de suministro para 38 telares por lo que el resto debía adquirirse a terceros.

Elimina la necesidad de comprar hilo a terceros para abastecer sus 48 telares

En esta nueva ampliación, la empresa ha previsto ese problema. Junto a la adquisición de otros tres telares, la inversión incluye una nueva línea de extrusión de hilo de polietileno, además de otro equipamiento auxiliar (dosificador volumétrico, urdidor y compresor) que permita autoabastecer todos los telares y evite cuellos de botella y retrasos en la producción.

De esta forma Condepols no sólo ha aumentado su capacidad de fabricación sino que ha mejorado la productividad al suprimir las compras externas de filamento. Además, la nueva extrusora permitirá fabricar hilo de menor diámetro para nuevos productos, tales como sacas para cebollas y para aireado de madera.

Asimismo, el proyecto ha supuesto la creación de tres nuevos empleos indefinidos en la categoría de operarios.

idea digital
Andalucía es Industria